Gina

Posted on junio 30, 2008. Filed under: Uncategorized |

JORNADA ESCOLAR COMPLETA Y GRUPO DIFERENCIAL

UN CAMBIO METODOLÓGICO

 

Los Grupos Diferenciales de los establecimientos de educación regular, están a cargo de un profesor de educación Especial o diferencial y tienen como propósito atender alumnos y alumnas con Necesidades Educativas Especiales no asociadas a una discapacidad que presenten problemas de aprendizaje y/o de adaptación escolar, ya sean, de carácter transitorio o permanente. El grupo Diferencial labor se desarrollaba funcionó desde 1978 aproximadamente, como un sistema inserto en las escuelas Básicas del país, cuya, incluso aún se sigue haciendo así, en forma alterna a la Jornada escolar de los niños, atendiendo a sus “déficit, inhabilidades personales, patologías del aprendizaje”. Obviamente los menores, eran sometidos a una sobrecarga de trabajo con relación al resto de sus compañeros. Ahora, con base en la nueva concepción de diversidad y los nuevos tiempos, existe la necesidad de reestructurar el proceso de apoyo de grupo diferencial como entidad psicopedagógica, especialmente por las características de la vida escolar en la JEC, porque los tiempos disponibles para ello son limitados. Estructurar este cambio, en el apoyo, tanto en el aula de recursos, como en el aula común, en la misma jornada de clase, programar este trabajo

colaborativo, es una tarea que requiere organización desde los niveles de planificación de la enseñanza de la institución escolar, para poder generar una propuesta estratégica adecuada a la JEC y proponer innovaciones curriculares que permitan atender a la diversidad de alumnos y alumnas en los Establecimientos de Educación Regular con efectividad.

Se requieren adecuaciones de tipo técnico, administrativo y pedagógico para que todos los alumnos y alumnas con Necesidades Educativas Especiales no asociadas a una discapacidad, puedan acceder al currículum oficial y progresar en él a un ritmo compatible con la promoción escolar.

En materia educativa la política Chilena, enfatiza el trabajo de equipos profesionales, siendo de importancia fundamental el aporte técnico del Educador Diferencial en esos equipos desde su rol. La idea es que los roles profesionales se complementen colaborativamente y se objetiven en las adaptaciones curriculares necesarias para dar respuesta a las necesidades educativas especiales, compartiendo la responsabilidad de la planificación conjunta y sus resultados.  Pero es evidente que para un proceso efectivo se necesita tiempo, comprensión y apoyo de toda la comunidad para implementar esta nueva forma de hacer psicopedagogía al interior de una escuela que trabaja con jornada escolar completa, ya que hay que luchar con una serie de obstáculos administrativos: los tiempos limitados para el trabajo colaborativo, las percepciones familiares de desatención, la intensidad de los apoyos que requieren determinados alumnos, la resistencia de algunos profesores a la entrada del educador diferencial a su aula, la frontera más bien difusa de independencia de funciones, las capacidades de gestión de ambos profesionales, (en el caso de chile, el equipo colaborativo está formado por el docente de aula y el educador diferencial, en la práctica es imposible dar respuesta a todas las necesidades educativas de la institución con un equipo tan pequeño, más aún cuando la colaboración debe hacerse entre todos los especialistas de asignaturas fundamentales y el educador diferencial).

Con buenas intenciones y la mente abierta a los cambios, se puede ver que en el nuevo marco de acción, se dificulta el trabajo individual con los menores, pero también que se abren nuevos espacios para el funcionamiento de los Grupos Diferenciales, permitiendo con ello mejorar la atención de los escolares con Necesidades Educativas Especiales en el contexto del aula común, acortando la brecha que segrega a los menores con necesidades educativas especiales a un aula distinta y a un currículo distinto al de sus compañeros de curso. Por otro lado, el Educador Diferencial es un profesional altamente técnico, un recurso especializado, que merece ser utilizado apropiadamente, por lo tanto debe investigarse a conciencia, el modo en que deberá desarrollar sus funciones de atención a la diversidad en el nuevo contexto educacional, para que no termine siendo sólo un par de manos más o un ayudante calificado, que es lo que sienten hoy muchos Educadores Diferenciales que ya se han incorporado a la Jornada Escolar completa.

La solución a este y otros problemas de implementación del Grupo Diferencial en la Jornada Escolar Completa, no es una tarea fácil, pero se puede comenzar por realizar el apoyo que necesitan los alumnos con un enfoque pedagógico de las acciones, utilizando una metodología pedagógica, a partir de una pequeña, pero buena adaptación curricular, aunque sea intuitiva.  Lo más difícil, en este aspecto es convencer a la comunidad educativa, que esta labor ya no es exclusiva del profesor especialista, sino que corresponde a la institución escolar, generar una propuesta de adaptación curricular adecuada a través de los equipos profesionales colaborativos, debido a que el Educador diferencial ya no podrá atender en jornada alterna y porque las actividades deben centrarse, según la Reforma Educacional, en el currículum común y sólo se llevará al aula de recursos, el apoyo Psicopedagógico especifico y complementario que responderá a las necesidades educativas mas significativas que presenten los alumnos, evitando al máximo la separación de sus compañeros. Ciertamente se producirán resistencias en los docentes de aula común y en los directivos, debido a la percepción de que se le están agregando tareas que antes eran de responsabilidad exclusiva del educador diferencial y es posible que tampoco tengan tiempo para dedicar a esta planificación especial, las Adaptaciones Curriculares, por cada alumno que presente necesidades educativas especiales.

 

El problema, es ¿cómo realizar esta enorme tarea en el nuevo contexto de la JEC, con los recursos existentes y en los tiempos de que se dispone?. Hay que investigar más para generar mejores propuestas de funcionamiento de los Grupos Diferenciales y valorar el gran aporte que sus especialistas pueden hacer en la mejora de competencias curriculares de los alumnos con necesidades educativas especiales y por ende de la institución escolar en general. Pero la educación de los niños con necesidades especiales, con problemas de aprendizaje que están integrados a las escuelas comunes actualmente, no pueden esperar esta investigación, así que hay que abocarse a la tarea de producir el conocimiento necesario mientras se atiende a los menores, teniendo en mente siempre, que aunque el currículo y las formas de aplicarlo cambien, la finalidad es la misma que cuando se atendía en forma alterna, sólo que en vez de centrarse en el déficit y las patologías del alumno, se trata de dar respuestas educativas de apoyo curricular pedagógico o psicopedagógico en la forma más eficiente que se pueda. Hay que perfeccionar la metodología de los apoyos donde la necesidad educativa se expresa con mayor intensidad, en la dinámica del aula común.

Bibliografia:

ENSAYO PUBLICADO

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: